Año viejo Año nuevo 3
La luz de un muevo día he mirado, el inicio de un nuevo año he visto, miro al cielo y veo grandes nubes, pálida es la luz del nuevo amanecer, en el horizonte, la luz se asoma con calma, el nuevo año ha iniciado, ¡nuevo como la luz de mi esperanza,
inicio la vida en un nuevo amanecer, las aves cantan alegres, el viento es tenue como un susurro, incierta es la vida que inicia, El año que se ha ido, ¡en el olvido va quedando¡
El año que se fue, se negaba a irse, pues sabiendo que ya terminaba, vientos recios anunciaban su partida, cansado y ya agonizante, gotas de llanto como escarcha, como roció dejaba caer,
¡ perene fue su tiempo¡ y a su paso dejo para algunos inmensa alegría, para otros tristeza y dolor, llantos amargos, carencias y desamor, angustia y muerte, ¡¡año que te has ido sin mirar atrás¡ ¡ tiempo que no volverá jamás
Año que inicias, has llegado y parece que no quisieras iniciar, parece que quisieras seguir dormido en la eternidad,
¿Por qué tu inicio es incierto? ¿Acaso anuncias males, tempestades, y dolores? O ¿acaso traes tras de ti dicha, alegría, y ganas de vivir? ¡¡Ni tu mismo lo sabes¡¡
Solo el Grande, el Divino, el Santísimo DIOS sabe que traes escondido, muy dentro de tu tiempo, ¡¡deja pues iniciar tu camino,
ya que nadie puede esquivar el destino, el tiempo ha iniciado, has iniciado en invierno, ya llegara la primavera, el verano, y el otoño, sea pues, caminemos juntos en este tu tiempo,
Dejemos llegar el destino, caminemos sin mirar atrás, con la cara levantada, mirando de frente, sin sufrir, sin llorar, sigamos nuestro largo peregrinar, buscando el camino, buscando la luz
¡¡¡sea pues que tengamos risas, alegrías, salud, bienestar¡¡ o dolores, tristezas, y llanto y sobre todo vuelve tu rostro al cielo, y busca al grande, al santo, al único DIOS que nos dio inicio, y nos llamara al final,
Pues con el estuvimos al inicio, y a el llegaremos al final,
¡¡sea un día mas en la cuenta de los años¡¡ ¡¡sea un año mas en la cuenta de la eternidad,¡¡
tomemos cada quien su camino, porque el tiempo no podemos agarrar, no lo podemos detener, solo lo podemos ver pasar,
admiremos pues los grandes dones y prodigios que en el mundo, que en el tiempo puso aquel a quien vamos a llegar,
No busquemos descubrir los secretos de cómo llueve, de donde sale el viento, ¡¡¡porque los mas grandes prodigios salen de una mente, de la mente del Grande, y sublime Creador¡¡¡,
sea pues un pensamiento, sea pues un suspiro, sea pues una lagrima, sea pues una riza, sea pues el corazón sincero,
¡¡Suspiro al no verte¡¡ ``Señor Grande y Sublime DIOS amen``

Solo yo

Vistas: 212

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red Social - Renuevo De Plenitud para agregar comentarios!

Únete a Red Social - Renuevo De Plenitud

RDP En Facebook

Temas de Interés

Reflexiones – El Mejor Regalo para Ti

Reflexiones - El Mejor Regalo para Ti Aunque millones de personas celebran el nacimiento de Cristo, pocas parecen ser conscientes de su verdadero significado. Reconocemos que su nacimiento fue inusitado porque nació de una virgen. Su vida también fue singular porque fue el único que vivió sin pecar. Su muerte también fue inusual. Jesús no fue un mártir. No fue una víctima de circunstancias desafortunadas que moría por una causa digna. Tampoco dio su vida para dar un buen ejemplo. Hay mucho más en su historia. El Señor Jesús vino a este mundo para ser nuestro Salvador. El mismo Jesús dijo que vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10).

Cinta de Medir

Cuando Dios mide a un hombre, coloca la cinta de medir alrededor de su corazón, no de su cabeza. 1 Samuel 16:7 Pues Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.

¿Por qué hago lo que hago?

Hoy es tiempo de dejar de hacer las cosas porque siempre se han hecho así. Es tiempo de soltar lo viejo de tu vida que ha sido estorbo, como malos hábitos, malas costumbres, malos pensamientos acerca de ti.

Devocional Diario – Hoy… Quiero Aprender De Los Niños

Devocional Diario - “De cierto os digo, que si no lo volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Mateo 18:3 Oscar Wilde escribió: Tengo muchas flores, pero los niños son las flores más hermosas de todas”. El pastor Jhon Ramsey, narra como cada domingo una persona en la iglesia le colocaba en la solapa de su traje una flor. Esa flor se convirtió en él, como en una rutina. Era un gesto grato que el apreciaba, pero se convirtió en una rutina, sin embargo un domingo se convirtió en algo especial. Cuando salía del servicio dominical, un niño se le acercó y mirándolo fijamente le dijo: Pastor, que va hacer con esa flor?. El dijo, te refieres a la que llevo en mi traje. El niño respondió. Sí, pastor. Me gustaría tenerla si la va a botar.
Quantcast