Año viejo Año nuevo 3
La luz de un muevo día he mirado, el inicio de un nuevo año he visto, miro al cielo y veo grandes nubes, pálida es la luz del nuevo amanecer, en el horizonte, la luz se asoma con calma, el nuevo año ha iniciado, ¡nuevo como la luz de mi esperanza,
inicio la vida en un nuevo amanecer, las aves cantan alegres, el viento es tenue como un susurro, incierta es la vida que inicia, El año que se ha ido, ¡en el olvido va quedando¡
El año que se fue, se negaba a irse, pues sabiendo que ya terminaba, vientos recios anunciaban su partida, cansado y ya agonizante, gotas de llanto como escarcha, como roció dejaba caer,
¡ perene fue su tiempo¡ y a su paso dejo para algunos inmensa alegría, para otros tristeza y dolor, llantos amargos, carencias y desamor, angustia y muerte, ¡¡año que te has ido sin mirar atrás¡ ¡ tiempo que no volverá jamás
Año que inicias, has llegado y parece que no quisieras iniciar, parece que quisieras seguir dormido en la eternidad,
¿Por qué tu inicio es incierto? ¿Acaso anuncias males, tempestades, y dolores? O ¿acaso traes tras de ti dicha, alegría, y ganas de vivir? ¡¡Ni tu mismo lo sabes¡¡
Solo el Grande, el Divino, el Santísimo DIOS sabe que traes escondido, muy dentro de tu tiempo, ¡¡deja pues iniciar tu camino,
ya que nadie puede esquivar el destino, el tiempo ha iniciado, has iniciado en invierno, ya llegara la primavera, el verano, y el otoño, sea pues, caminemos juntos en este tu tiempo,
Dejemos llegar el destino, caminemos sin mirar atrás, con la cara levantada, mirando de frente, sin sufrir, sin llorar, sigamos nuestro largo peregrinar, buscando el camino, buscando la luz
¡¡¡sea pues que tengamos risas, alegrías, salud, bienestar¡¡ o dolores, tristezas, y llanto y sobre todo vuelve tu rostro al cielo, y busca al grande, al santo, al único DIOS que nos dio inicio, y nos llamara al final,
Pues con el estuvimos al inicio, y a el llegaremos al final,
¡¡sea un día mas en la cuenta de los años¡¡ ¡¡sea un año mas en la cuenta de la eternidad,¡¡
tomemos cada quien su camino, porque el tiempo no podemos agarrar, no lo podemos detener, solo lo podemos ver pasar,
admiremos pues los grandes dones y prodigios que en el mundo, que en el tiempo puso aquel a quien vamos a llegar,
No busquemos descubrir los secretos de cómo llueve, de donde sale el viento, ¡¡¡porque los mas grandes prodigios salen de una mente, de la mente del Grande, y sublime Creador¡¡¡,
sea pues un pensamiento, sea pues un suspiro, sea pues una lagrima, sea pues una riza, sea pues el corazón sincero,
¡¡Suspiro al no verte¡¡ ``Señor Grande y Sublime DIOS amen``

Solo yo

Vistas: 216

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red Social - Renuevo De Plenitud para agregar comentarios!

Únete a Red Social - Renuevo De Plenitud

RDP En Facebook

Temas de Interés

Cruza La Línea

No puedes cruzar la línea de llegada, si no abandonas la plataforma de salida. Deja de tener temor -Promesa de Dios

Reflexiones – El Árbol Confundido

Y tú... ¿dejas crecer el roble que hay en ti? En la vida, todos tienen un propósito que cumplir, un espacio que llenar. No permitas que nada ni nadie te impida conocer y compartir la maravillosa esencia de tu ser.

Como Pino De Boliche

Pensamientos - Como Pino De Boliche “Un pino de boliche requiere solo una inclinacion de 7.5 grados para caer. Los seres humanos necesitamos también muy poco para fracasar, caer o fallar en nuestras relaciones humanas y en nuestra relación con Dios”. Serafín Contreras G “En cambio, el que no las tiene es tan corto de vista que ya ni ve, y se olvida de que ha sido limpiado de sus antiguos pecados. Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió. Si hacen estas cosas, no caerán jamás, y se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”. 2 Pedro 1:9-11

Hoy… Recordaré que Necesito Multiplicarme

Devocional Diario - Hoy... Recordaré que Necesito Multiplicarme “Es necesario que yo mengue, para que él Crezca” Juan 3:30 Hoy necesito recordar que en menguar para que otro crezca no es disminución sino multiplicación. Pastor X había estado por 16 años como líder nacional de una denominación, pero en ningún momento pensó que llegaría el día cuando Dios le pediría su cargo. Durante esos 16 años no preparó a nadie para que le sucediera. Cuando llegó la Convención Nacional, los delegados y pastores escogieron un nuevo líder. El corazón de X se llenó
Quantcast