¿Cómo tener éxito en el amor?

La respuesta es dolorosa, dura, difícil, impactante, para muchos “novedosa”, y para otros parecerá una revelación directa del cielo, sin embargo la respuesta sigue siendo sencilla:

Para tener éxito en el amor tienes que amar, como Cristo te amó  a ti.

Sin reservas, sin medidas, sin condiciones, sin límites, sin esperar nada a cambio, y sabiendo con resignación, que probablemente serás herido, serás rechazado, serás lastimado, y probablemente olvidado y abandonado. Sin embargo cuando amas como Cristo te amó a ti, terminas cosechando amor, un amor que el mundo no comprende, un amor celestial, amor que hasta (por si no lo sabias) ni los mismos ángeles del cielo conocen.

Ama con el amor de Cristo, amor sin límites, amor fiel, amor sincero, amor profundo, entrega total, pero amor responsable. Si Cristo no te amara tanto, ya te hubiera dado todo lo que le has pedido. No todo lo que creemos que es bueno, será para nuestro bien. Si Cristo no te amara tanto no te habría hecho esperar en muchas ocasiones a recibir lo que has pedido.

Dios ha establecido la ley de la siembra y la cosecha. Siembra amor, como el amor de Cristo, y no un amor humano, solamente emocional, o temporal, sino amor verdadero, y cosecharás hermosas lágrimas, heridas que duelen con alegría, decepciones que llenan el alma y la fortalecen. Ama con el Amor de Jesús y serás inmensamente feliz cuando seas insultado, calumniado, injuriado, y aun morirás con una sonrisa divina en tu rostro si entregas tu vida por haber amado como a ti te amó Cristo Jesús.

SI quieres tener éxito en el amor con tu pareja, amale con el amor de Cristo, seguramente serás decepcionado, pero cosecharás madurez y Dios quien ve tus lágrimas en secreto, te recompensará en público. Serás derribado, pero te levantarás y amarás de nuevo.

Si quieres tener éxito en el amor con tus hijos, parientes, amigos, amales con el amor de Cristo. Niégales sus caprichos, explicales, hazles esperar para recibir, cuando ellos no miran los peligros y piden o quieren cosas que tú sabes serán para su mal, no para su bien.

Amales y atrévete a ser malinterpretado, rechazado. Te llamaran canalla cuando no puedan vencer tu firmeza; te llamaran asesino cuando defendiéndolos tu derribes a sus feroces enemigos; te dirán que los has abandonado, cuando tú lo único que quieres es que esperen, y así crezcan, maduren y entiendan que el mundo no es color de rosa.

Te culparan de todos sus fracasos, te cargaran la culpa de todos sus errores, pero tu carga será ligera, porque tu cosechaste madurez, firmeza, fortaleza, vida eterna y un día verás un verdadero cambio en sus vidas y además es el mismo Jesús quien lleva tus cargas y cada vez que sientas los latigazos de la traición en tu espalda, sabrás que tu corazón está recostado en el pecho del mismo Cristo y serás aún más, por el,  inmensamente amado.

Si amas con el amor de Cristo, no amas por ti mismo, es Cristo en ti, tú esperanza gloriosa, es la manifestación divina, amor de Padre, amor firme, y amor maternal: amor del Espíritu, quien sobre ti se posa cual graciosa paloma sobre tu hombro y te dice:

Tú, sigue amando, porque también yo a ti, TE AMO….

Escrito por Hermes Alberto Carvajal




Vistas: 428

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red Social - Renuevo De Plenitud para agregar comentarios!

Únete a Red Social - Renuevo De Plenitud

RDP En Facebook

Temas de Interés

¿Qué Hacer Cuando Su Cónyuge Está Frío?

¿Qué Hacer Cuando Su Cónyuge Está Frío? Muchas veces hay enfriamiento en las relaciones matrimoniales y si no se cuidan resulta ser muy peligroso! La causa principal del enfriamiento en un matrimonio suele ser la rutina. Ambos cónyuges caen en un estado de inconsciencia con respecto a la realidad de que el matrimonio es como un organismo vivo que necesita alimento y cuidado permanente. La corriente de la vida y las responsabilidades del diario vivir hacen que muchos matrimonios pierdan interés en mantener la relación. Lo más grave es que esta situación es generalmente inconsciente.

Mantenga la Actitud Correcta

Promesas - Mantenga la Actitud Correcta No importa cómo o dónde uno haya iniciado la vida, siempre es posible usar las circunstancias en beneficio propio. Las circunstancias difíciles pueden ser determinantes para alcanzar el éxito, si uno mantiene la actitud correcta. La experiencia no es lo que le sucede a un hombre sino lo que el hombre hace con lo que le sucede. 1 Juan 5:4 Porque todo el que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe.

Hoy… Quiero Disfrutar de La Soledad y El Silencio

Devocional Diario - “El Señor, el Dios Santo de Israel dice: Vuelvan, quédense quietos y tranquilos y estarán salvos. En la tranquilidad y la confianza, estará su fuerza” Isaías 30:15” Vivo en mundo de mucho ruido y donde la soledad produce terror para muchos. Sin embargo en el silencio y en la soledad hoy puedo encontrar una riqueza inmensa que puede fortalecer grandemente mi espíritu. Buscar un tiempo conveniente para la soledad y la meditación recordando las múltiples misericordias de Dios pueden enriquecer mi alma. Hoy quiero retirarme del ruido mundanal y las conversaciones sin sentido para disfrutar del tiempo suficiente para la reflexión espiritual. En la historia de la iglesia muchos hombres y mujeres evitaron a veces la compañía de los hombres para disfrutar de la compañía de Dios. Un escritor dijo en una ocasión: “Mientras más paso tiempo con los hombres menos hombre soy... mientras más paso tiempo con Dios más hombre soy”. Hoy quiero tener tiempo con él.

Ser Feliz….

Reflexiones-> Podés tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo vos podés evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren. Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones. Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros. Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza. No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos. No es apenas tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato
Quantcast