Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo;

y si por los ríos, no te anegarán.

Cuando pases por el fuego, no te quemarás,

ni la llama arderá en ti.

Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador;

a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

Porque a mis ojos fuiste de gran estima,

fuiste honorable, y yo te amé;

daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

No temas, porque yo estoy contigo...

Isaías 43: 2-5

 

En el desierto  que estés pasando en este momento quiero Recordarte que  Dios Tiene Todo Bajo Control.

 

Si  piensas que Dios se a olvidado de ti, te digo que No; DIOS ES AMOR  y cómo podrá olvidarse de aquellos por quienes envío a su Hijo para regalarles Salvación y muchos privilegios que nos ha regalado hoy que somos sus Hijos.

 

"No temas, porque yo estoy contigo;

no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo;

siempre te ayudaré,

siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."

Isaías 41:10

 

Hay desiertos que es necesario que los atravesemos porque en medio de ellos podremos disfrutar del agua de vida que te saciara y podrás seguir caminando.

 

Hay desiertos que nos permitirán comer de ese pan de Vida que hará que estemos sustentos en nuestra vida espiritual el cual nos permitirá continuar caminado.

 

Hay desiertos que te permitirán ver milagros,  experimentar todas aquellas cosas grandes y ocultas que Dios te revelara en ese camino,  para que levantes tu mirada hacia el cielo y puedas ver que en ese inmenso cielo hay alguien que no aparta su vista de ti.

 

Hay desiertos en los que sentirás que vas completamente sola como lo puedas estar pensando hoy pero sabes que   ¡¡¡Dios Tiene el Contro!!!   y es Él quien en este mismo instante te sostiene en sus brazos de Amor.

 

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.

En el mundo tendréis aflicción;

pero confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 16: 33

 

NO HAY NADA IMPOSIBLE PARA DIOS!!!

Vistas: 1799

Los comentarios están cerrados para esta publicación de blog

RDP En Facebook

Temas de Interés

Hoy… Él librará mi vida de cuatro enemigos

Devocional Diario - “Líbrame, Señor, de mis enemigos porque en ti busco refugio” Salmo 143:9 Hay muchos enemigos que pueden rodear mi vida y tratar de quitarme la libertad. Pero especialmente se que hoy el Señor me librará de cuatro comunes enemigos. El temor, La culpabilidad, la inferioridad y el odio. Terribles verdugos que quieren oprimir mi alma. Del primero de ellos el clérigo Harry Emerson dijo: “Es de primordial importancia al tratar el temor sacar a la luz el objeto de nuestros temores y encararlo francamente. La vida humana está llena de temores secretos que se esconden en los desvanes y rincones oscuros de la personalidad. En cuanto a la culpabilidad si es por haber pecado el mejor remedio es pedir perdón porque muchas veces he estado dolorosamente turbado, por lo que, con enorme descortesía se llama mala conciencia, siendo que en realidad se trata de una conciencia que cumple tan bien con su deber que torna incómoda toda la casa.

Cuando damos lo mejor de nosotros mismos, no sabemos los milagros que

Promesas - Milagros La única manera de saber qué semilla alberga un árbol en su interior es sembrándolo. Cuando se siembran actos de bondad y generosidad hacia los demás, uno nunca llega a saber qué poderoso árbol puede crecer de esa pequeña semilla Cuando damos lo mejor de nosotros mismos, no sabemos los milagros que pueden operarse en nuestra vida o en la vida de otro. Colosenses 3;23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.

Necesito Confiar en Dios

Si la sombra del mal toca tu puerta, necesitas luchar con fe, y pensar que después de las nubes viene el sol, que después de la angustia esta la paz. Necesitas valor para seguir, ya que un día todo esto acabara y al final todo llanto Él quitará. Necesitas confiar en Dios!!!

La diferencia entre el éxito y el fracaso a menudo es

Reflexiones - No eres un Fracaso! ¡La diferencia entre el éxito y el fracaso a menudo es la habilidad e levantarse una vez más que el número de tus caídas! Moisés pudo haberse dado por vencido con facilidad. Él tuvo una niñez interrumpida y vivió con una familia de crianza. Tenía un temperamento fuerte, una lengua tartamuda y un historial criminal, cuando Dios lo llamó, al final aceptó. Josué había visto la Tierra Prometida y luego fue forzado a deambular por el desierto durante cuarenta años con cobardes que no creyeron, como él creía, que podrían conquistar a sus enemigos y poseer la tierra. Pudo haberse entregado al desánimo, pero él estaba dispuesto a seguir cuando Dios dijera que siguieran.
Quantcast