Este versículo no me cuadra: "Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen". (Mateo 5:44)

Este versículo me daba vueltas y vueltas, y en mi pensamiento egoísta no cabía, algo no encajaba, no me sentía cómodo.  Me preguntaba cómo podría llegar a eso.  Ni siquiera pensando en todo lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz vislumbraba como podría llegar a amar a mis enemigos.

Pero Dios, pienso, me miraba,  se reía y decía “ya te voy a hacer entender, mi querido amigo,  cómo es que obro”. 

Una buena tarde, en medio de un tráfico terrible, tuve un incidente con otro conductor, mentalmente le dije cuanto cosa se me ocurrió pero me cuidé de comportarme como alguien educado y no me permití exteriorizar lo que sentía, simplemente moví mi cabeza como queriéndole  decir que su maniobra había sido peligrosa.

A pesar de que fui decente, dicha persona me persiguió y me acorraló. Se bajó del auto con un arma en su mano y su cara desfigurada por la ira…me amenazó peligrosamente.  Sentimientos contradictorios me pasaron en cuestión de segundos; de un lado el deseo de desquitarme disfrazado de valentía y del otro Dios diciéndome haz lo correcto, es decir no hagas nada y eso hice…nada.  Me quedé en mi carro hasta que esta persona se cansó de amenazarme e insultarme.

Le deseé lo peor, afloró mi  carnalidad. Me fui a casa con una rabia contenida pero rabia al fin y al cabo. Esa noche,  cuando empecé a orar,  sentí una gran necesidad de pensar en el conductor del altercado y empecé a preguntarme cómo sería su vida,  qué problemas tendría para actuar de tal manera, cómo vivirá de mal si algo tan baladí generaba en el emociones tan agresivas,  pensé tantas cosas sobre la vida de esta persona que terminé sintiendo que incluso pude haber sido más amable.  Mi oración de esa noche fue muy especial y pidiendo por esta persona,  por que Dios tocara su corazón.

En ese momento pude entender cómo la palabra de Dios es perfecta y cómo obra en nosotros.  Nunca desistamos, en cualquier nos va a tocar.

Vistas: 248

Etiquetas: Dios, Y, enseñó...., me

Comentario de linkol el enero 9, 2012 a las 9:47am

buena tu actuaciion en cituaciones terribles, la biblia de alguna manera nos ayuda a reflexionar sobre la vida que llevamos, yo tambien estoi muy feliz por el regalo k me dio  mi Dios, es mi hermano k me dijo k me queria fue la primera vez que me dijo algo asi, y doi gracias a nuestro señor...     

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red Social - Renuevo De Plenitud para agregar comentarios!

Únete a Red Social - Renuevo De Plenitud

RDP En Facebook

Temas de Interés

Dios Te hizo Así

Aprende a aceptarte como eres y a no afanarte tratando de ser diferente, no olvides tu verdadera misión, tu verdadero talento. Acéptate tal cual, recuerda que Dios te Hizo Así.

Un Mujerón Es…

Estaban dos hombre platicando sobre qué es un Mujerón.… Uno de ellos comienza a describir lo que para él significa un Mujerón: Describió los pechos, la cintura, los labios, las piernas, y el color de los ojos. Decía que un mujerón tiene que ser una rubia de 1,80 mt, siliconizada y sonrisa perfecta. Mujerones, dentro […]

El Espejo

Renato casi no vio a la señora, que estaba en el coche parado, al costado de la carretera. Llovía fuerte y era de noche. Pero se dio cuenta que ella necesitaba de ayuda... ...Así, detuvo su coche y se acercó. El coche de la señora olía a tinta, de tan nuevo. La señora pensó que pudiera ser un asaltante. Él no inspiraba confianza, parecía pobre y hambriento... ...Renato percibió que ella tenía mucho miedo y le dijo: “Estoy aquí para ayudarla señora, no se preocupe. ¿Por qué no espera en el coche que está más calientito? A propósito, mi nombre es Renato”... ...Bueno, lo que pasaba es que ella tenía una llanta pinchada y para colmo era una señora de edad avanzada, algo bastante incómodo. Renato se agachó, colocó el gato mecánico y levantó el coche. Luego ya estaba cambiando la llanta. Pero quedó un poco sucio y con una herida en una de las manos...

Consejos Para Todas Las Edades

Consejos Para Todas Las edades: Los Consejos son vitales y necesarios en la vida diaria. No lo sabemos todo y no lo tenemos todo.
Quantcast