La ley de la oposición


"El que tiene oído, oiga qué dice el Espíritu a las iglesias. Al que venza, le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios" Apocalipsis 2:7 (B.Tx)

"...al vencedor...",(Rev_2:7)

Sin la guerra la vida es imposible, tanto en el reino natural como en el sobrenatural. Es un hecho que existe una lucha continua en las áreas física, mental, moral y espiritual de nuestras vidas.
La salud surge del equilibrio entre las partes físicas de mi cuerpo y todas las circunstancias y fuerzas que me rodean. Mantengo buena salud cuando poseo la suficiente fortaleza interior para enfrentar las situaciones externas. Todo lo que está fuera de mi vida física tiene el propósito de aniquilarme. Los mismos elementos que me sostienen cuando estoy vivo, obran para descomponer y desintegrar mi cuerpo cuando muero. Si tengo suficiente fortaleza interior para luchar, produzco el equilibrio que exige la buena salud. En la vida mental esto también es cierto. Si quiero sostener una vida mental fuerte y activa, debo combatir. Esta lucha produce el equilibrio mental denominado pensamiento.
En el área moral sucede lo mismo. Todo lo que moralmente no me fortalece es un enemigo de la virtud en mí. Del nivel de la excelencia moral en mi vida depende que yo pueda vencer y producir la virtud. Debemos luchar para ser rectos. La moralidad no se produce por accidente; las virtudes morales se adquieren.
En el ámbito espiritual ocurre lo mismo. Jesús dijo: "...En el mundo tendréis aflicción"... (Jua_16:33). Esto significa que todo lo que no es espiritual, me arruina. Jesús continuó diciendo: "...Pero confiad, yo he vencido al mundo. Debo aprender a desechar lo que se me opone, y de esta manera producir el equilibrio de la santidad. Entonces, enfrentar la oposición se convierte en un gozo.
La santidad es el equilibrio entre mi naturaleza y la ley de Dios, como se expresó en Jesucristo.
 
 

Vistas: 17

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red Social - Renuevo De Plenitud para agregar comentarios!

Únete a Red Social - Renuevo De Plenitud

RDP En Facebook

Temas de Interés

Tocando a otros a pesar de …

Reflexiones -> Mi corazón estaba más cargado de lo que jamás pensé podría estarlo. Estaba sentado en la sala de espera de la Unidad de Cuidados Intensivos a las 3:00 de la mañana, después de que mi hijo se viese involucrado en un accidente automovilístico. Él luchaba por su vida. Su hija, mi única nieta, trágicamente había perecido en el accidente. Mis pensamientos, temores y dolor no me dejaban conciliar el sueño.

Aprende a Soltar y deja que Dios se encargue del asunto

Promesas-> No te aferres hoy a una situación negativa que pueda estarte robando vitalidad, energía, creatividad y el entusiasmo de vivir. Como dice el dicho: Aprende a Soltar y deja que Dios se encargue del asunto. Confía en que el Señor te guiará hacia el consejo sabio y las nuevas oportunidades que tiene reservadas para ti.

Cuando las Cosas No son lo que Parecen

Crecimiento Personal-> Estableciendo relaciones sanas Le suenan conocidas estas frases: “En caso de duda, no determines cosa alguna”, “Cada uno habla de la feria según como le va en ella”, “Del dicho al hecho hay mucho trecho”, “No hay peor sordo que el que no quiere oír” Son refranes o sabiduría popular como dicen algunos. Lo cierto es que encierran un gran significado en cuestión de la capacidad de poder establecer relaciones interpersonales sanas. En ocasiones, hay quienes se han dejado llevar por algo que vieron o sintieron. Es como si una avalancha de emociones les arrastrara, nublando en cuestión de segundos su capacidad de razonar y actuar coherentemente. Dicen, reclaman, gritan, lloran y más; para luego darse cuenta de que las cosas no eran lo que parecían …..

Hoy… La Promesa És Que Él Me Librará Del Mal

Devocional Diario -> En seis tribulaciones te librará, y en la séptima no te tocará el mal. Job 5:19 . En esto Eliphaz habló según Dios. Podemos vernos en tantas aflicciones como días de trabajo hay en la semana, pero el Dios que nos ha ayudado durante estos seis días seguirá protegiéndonos hasta que nuestra liberación sea completa. La rápida sucesión de nuestros males es una de las pruebas más duras a que se ve sometida nuestra fe. Antes de habernos repuesto de un golpe, viene otro, y después otro, hasta que llegamos a perder la confianza. Pero también la continua sucesión de liberaciones nos anima extraordinariamente. Nuevas canciones resuenan en el yunque bajo el martillo de la aflicción, hasta que en el mundo espiritual vemos el anticipo del «Herrero Armonioso». Nuestra confianza es que cuando el Señor nos envía seis pruebas, serán seis; ni una más. Tal vez no tengamos un día de descanso, porque sobre nosotros vienen siete pruebas. ¿Qué sucederá entonces? «En la séptima no te tocará el mal».
Quantcast